black friday elegant themes divi black friday webempresa

Hacerse un hueco en la red es una labor que no resulta en absoluto sencilla, ya que el gran número de páginas web que existen hace que la competencia sea feroz. Por ello, resulta fundamental contar con una estrategia de posicionamiento desde el primer momento, algo que empieza por contar con un dominio.

Un dominio es una especie de seña de identidad de una página web, que la ayuda a diferenciarse del resto. Es algo así como su nombre, guardando relación directa con el posicionamiento. Pues bien, escoger un nombre que incluya la palabra clave del negocio contribuye a ganar en visibilidad en los motores de búsqueda. Lo que ocurre es que no siempre es fácil encontrar un dominio disponible. Veamos los puntos a tener en cuenta en el proceso de registro dominios.

Opta por un nombre corto y que se pueda recortar fácilmente

Un nombre complicado o excesivamente largo no hará más que causar problemas a la hora de facilitárselo a otras personas o que estas lo recuerden. Así que sin duda, la mejor opción es que sea fácil de recordar y breve. Se recomienda que no tenga más de 15 caracteres, y evitar guiones medios o bajos, que pueden llevar a error.

Escoge un dominio web que sea indicativo de tu actividad

Aunque un dominio imaginativo puede llamar mucho la atención, para que los clientes potenciales puedan localizar el negocio con facilidad, lo mejor es que pueda identificar la actividad en la que se inserta la empresa.

Incluye una palabra clave importante para el negocio

Se aconseja que el dominio contenga alguna palabra clave que guarde relación con el negocio, para que su posicionamiento resulte más fácil. Para hacer una buena elección, lo mejor es ponerse en el lugar del cliente potencial, y pensar qué palabras utilizaría este en Google para buscar un negocio similar.

Fuera la –ñ, las mayúsculas, los números y los caracteres especiales

Utilizar números en un dominio puede causar confusión. Tampoco se debe utilizar la letra –ñ, para evitar problemas en otros países. Las mayúsculas y los caracteres especiales también pueden resultar problemáticos.

cómo elegir un dominio web

Apuesta siempre por él .com

Si bien hoy en día existe una gran cantidad de extensiones, la .com continúa siendo la opción más aconsejable, ya que es la que posibilita un mejor posicionamiento en el mundo entero. En caso de escoger un dominio de tipo regional, como el .es, hay que tener en cuenta que se podrá posicionar bien el negocio en esa zona, pero no fuera de ella.

Piénsatelo bien, ¡nada de prisas!

Finalmente, resulta de vital importancia, para escoger un buen dominio, tomarse el tiempo que sea necesario. Teniendo en cuenta que el dominio será el signo de identidad de la página, merece la pena pensarlo bien. Una vez que se haya hecho una elección, conviene registrarla cuanto antes para evitar que otra persona lo haga antes. En caso de que la inspiración no llegara, se puede recurrir a una “lluvia de ideas”, es decir, anotar todas las posibilidades, hacer una selección posterior y finalmente escoger aquella que mejor se adapte al proyecto.